El Síndrome del ovario poliquístico.

El síndrome del ovario poliquístico es una alteración hormonal con resultados en el ciclo menstrual, las posibilidades de quedar embarazada, el funcionamiento hormonal y la salud cardiovascular, entre otros.

En este trastorno, que se manifiesta sobre todo durante la pubertad, los óvulos maduros no se liberan sino que permanecen en los ovarios, rodeados por una pequeña cantidad de líquido.

En este artículo se describen las causas, los síntomas y el tratamiento del síndrome del ovario poliquístico.

 ovarios1

Causas

El síndrome del ovario poliquístico provoca que se acumulen en el ovario múltiples folículos pequeños.

Este trastorno está ligado a cambios en los niveles hormonales que dificultan a los ovarios la liberación de los óvulos maduros, aunque las razones de por qué ocurre esto no están claras.

Algunas investigaciones apuntan su relación con la producción de insulina, por demasiada producción o por mal funcionamiento.

Las mujeres afectadas, en torno al 6% y el 10% de la población femenina, tienden a aumentar de peso (la mitad puede sufrir problemas de obesidad) o tienen dificultad para adelgazar.

También corren un riesgo mayor de padecer diabetes (sobre todo de tipo 2), presión arterial alta y enfermedades del corazón.

En el síndrome del ovario poliquístico, la glándula hipófisis (que regula la mayor parte de las funciones del organismo) secreta una gran cantidad de hormona luteinizante, encargada de estimular el desarrollo de los folículos ováricos y que participa en el inicio de la ovulación.

Esta hormona incrementa la producción de andrógenos y, en consecuencia, la mujer desarrolla acné y aumento del vello (hirsutismo) en un 70%, sobre todo, en la parte superior del labio y en la barbilla.

Por lo general, todas las mujeres fabrican cantidades normales de andrógenos.

Es la cantidad excesiva la que puede detener la ovulación y provocar hirsutismo.

Síntomas y tratamientoovarios2

El tratamiento es complicado y su elección dependerá del tipo y la intensidad de los síntomas y de la edad de la mujer

De forma habitual, los síntomas surgen durante la pubertad, antes o después de la primera regla.

Entre ellos destacan la obesidad y el aumento del vello del cuerpo, así como la dificultad para quedar embarazada.

En ocasiones, el desarrollo de andrógenos confiere a la mujer cierto aspecto varonil, sobre todo, en el pecho y la cara.

También puede producirse hemorragia vaginal irregular y abundante sin que incremente el peso o el vello corporal.

Las alteraciones menstruales se manifiestan con ciclos de 40 días o más y, en ocasiones, puede desaparecer la menstruación en meses.

El diagnóstico se establece de forma sencilla, mediante un examen físico.

Este incluye un examen pélvico, la medida de los valores de hormonas masculinas en sangre y una ecografía de los ovarios.

En esta se pueden observar ovarios más grandes de lo normal (entre 2 y 9 mm de diámetro) y una cantidad anormal de folículos.

El tratamiento es más complicado y su elección dependerá del tipo y la intensidad de los síntomas, la edad de la mujer y sus deseos de quedar embarazada.

Por lo general, está orientado a aliviar los signos del síndrome e incorpora el uso de hormonas.

Como es una enfermedad crónica, puede ser necesario seguir un tratamiento a largo plazo para evitar otras enfermedades como cáncer de endometrio, diabetes y enfermedades del corazón.

Es muy importante la prevención en el cáncer de endometrio, ya que cuando el síndrome no se trata, algunos de los andrógenos fabricados se convierten en estrógenos (hormonas sexuales femeninas), y mantener valores altos de manera crónica puede incrementar el riesgo de cáncer del revestimiento interno del útero.

Practicar ejercicio unos 30 minutos diarios es un buen tratamiento, pues mejora la capacidad del cuerpo para utilizar insulina y puede aliviar los síntomas de la dolencia.

En ocasiones, cuando se adelgaza, también se reducen los niveles de insulina lo suficiente como para permitir la ovulación e, incluso, puede retrasar el crecimiento de vello.

En el tratamiento farmacológico se incluye la progesterona (u otras hormonas) o píldoras anticonceptivas para normalizar el sangrado menstrual.

ovarios3

***********************************************************

Artículo redactado por Nuria Monje

************************************************************

El Centro Clínico y Dental Miracle Touche, SA está en Torrevieja, Alicante

Calle Pedro Lorca, 6

www.clinicatorrevieja.com

www.centroclinicoydental.com

centroclinicoydentaltorrevieja@gmail.com

Tfno. 966 29 05 07

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s